Lactancia materna mixta: motivos para iniciarla y cómo llevarla a cabo - Blogs de Madres y Bebes

Lactancia materna mixta: motivos para iniciarla y cómo llevarla a cabo



La lactancia materna es clave para el buen desarrollo del bebé, pero pueden haber casos en los que tengamos que dar el pecho al recién nacido y a la vez, ofrecerle el biberón. Veamos a continuación qué es la lactancia materna mixta, los motivos para iniciarla y cómo llevarla a cabo.
Lactancia materna mixta

La lactancia materna mixta, se define como una modalidad de lactancia que consiste en alternar la alimentación del recién nacido con el pecho y el biberón. Puede suceder que la nueva madre se vea obligada a considerar la lactancia materna mixta en los siguientes casos:

Cuando la madre tenga dificultades para producir suficiente leche materna.
Cuando el bebé no crece como debería;
Si la madre se ha enfermado y corre el riesgo de transmitir la enfermedad al niño;
Si la madre tiene que volver al trabajo ;
En algunos casos de gemelos.

Todos los mencionados, son algunos de los motivos que nos pueden llevar a la lactancia materna mixta, aunque en cualquier caso, para entender las dosis y cómo llevar a cabo este tipo de lactancia, siempre es bueno contactar con el pediatra quien podrá dar información útil sobre cómo proceder.
Sin embargo, la clave para un buen procedimiento a la hora de alimentar a nuestro bebé, es entender desde el primer momento que la la lactancia materna mixta, consiste en ir alternando la leche materna que el bebé toma del pecho de la madre, con la leche artificial o de sustitución que le vamos a ir dando con la ayuda del biberón, algo que de hecho se practica también en muchas ocasiones en las que se inicia la fase de destete de modo que es importante saber qué pasos dar para llevarla a cabo. Cómo  proceder con la lactancia materna mixta
Estos son los consejos para alimentar a su bebé con el pecho y el biberón:

Primero sujeta al bebé al pecho en cada toma y déjelo prendido durante aproximadamente un cuarto de hora, para seguir estimulando la producción de leche materna que, como sabemos, se ve favorecida por la succión y el agarre del bebé;
La segunda toma del día, debe ser la de un biberón con leche formulada, manteniéndolo bien inclinado para llenar completamente la tetina de leche y evitar la entrada de aire en la boca del bebé y por ende en el estómago, esto reducirá el riesgo de gases intestinales y cólicos ;
Al darle el biberón, debes mantener el contacto visual con el bebé, y asegurarnos de que se siente acurrucado, de la misma manera que se siente cuando toma el pecho. De este modo nos será más fácil que el bebé se acostumbre al biberón fácilmente y no ponga pegas a la hora de dárselo.
A medida que el bebé se vaya acostumbrando, debemos ir ofreciendo progresivamente más tomas de leche de fórmula (en biberón) que del pecho. De este modo la producción de leche materna se irá reduciendo, algo que es importante si queremos reducir las tomas del pecho debido al destete o a cualquier otro motivo por el que hayamos decidido dejar de alimentar al bebé con nuestra leche.

Lactancia materna mixta, problemas
Para minimizar el...
Fuente de la noticia: okbebes
URL de la Fuente: http://blogs.okdiario.com/bebes/

--------------------------------
 
Cuervito Calcetín

-------------------------------------